Servicios disponible

" APOYO AL CANCER "

El pelo tiene un papel muy importante en nuestra vida, habla mucho de nosotros, de nuestra personalidad, y da también información sobre nuestra cultura (según si se enseña o no).

Una de las consecuencias más duras de la quimioterapia es sin duda la pérdida de pelo: además de padecer la enfermedad, el paciente –hombre, mujer o niño– pierde su identidad, no se reconoce en el espejo y nota los cambios en los ojos de sus seres queridos. Es la primera señal de que “algo está cambiando”.

Afortunadamente, tenemos a nuestro alcance varias formas de vivir mejor esta circunstancia. Por una parte, podemos maquillarnos para paliar la pérdida de cejas y pestañas, y  por otra, recurrir a pelucas,  pañuelos y al innovador sistema de enfriamiento, tres excelentes soluciones para quien no quiere vivir sin pelo.

 Las Pelucas.

Ante todo una cuestión de piel.

Nada más saber que vamos a recibir tratamiento de quimioterapia, es aconsejable acudir a un centro especializado en este tipo de complemento; el pelo no tarda en caerse, y lo aconsejable es que nos asesoren cuanto antes basándose en nuestra imagen.

Lo mejor es no cambiar mucho de estilo; podemos pensar que es el momento idóneo para hacerlo, pero realmente no es así. Además, la elección de la peluca debe buscar el reflejo de quiénes somos, de esta manera el cambio no será tan radical ni para nosotros ni para los demás.

¿Qué tipo de pelo elegimos?

Las pelucas pueden estar hechas con pelo natural o sintético. En tratamientos de larga duración, se suelen aconsejar las primeras; son más caras -entre 1.000 y 3.000 €-, pero generalmente están hechas a medida. La ventaja es que estas pelucas, además de lavarse como el propio pelo, hay que peinarlas de igual manera y también se pueden secar y alisar. A la hora de fijar estas pelucas al propio cabello, un aspecto que hay que cuidar al máximo es la forma de sujeción. Habitualmente se utiliza un celo de doble cara que a veces puede dar reacciones; por eso, lo recomendable es comprar la peluca en un centro que no esté demasiado alejado de nuestro domicilio, para que nos puedan ayudar.

Las pelucas de pelo sintético suelen ser más baratas: entre 200 y 1.000 €, o un poco más dependiendo del tipo de pelo; se lavan  fácilmente y se dejan secar al aire, sin darles nada de calor.

Aspectos importantes a tener en cuenta.

Independientemente del tipo de peluca que elija el paciente, hay que tener mucho cuidado con la etiqueta: el material ha de ser ignífugo, y en ella deben aparecer las recomendaciones de mantenimiento. Además, debemos ver cómo reacciona nuestra piel con cada tipo de peluca y, por supuesto, asegurarnos de que se puede ajustar con facilidad; según nuestro tipo de pelo de origen, existen también diferentes tipos de pelucas:

Las pelucas cosidas de la coronilla a la frente. Están recomendadas para personas que tienen mucho pelo o que lo tienen rizado, y son muy económicas.

Las pelucas con monofilamento. Estas son ideales para pacientes con poco pelo y lacio; pelo a pelo, el cabello se va insertando en una malla parecida a un tul, como si fuese el pelo natural. Por ello, al contrario que las anteriores, estas pelucas son más caras.

Aunque la utilización de pelucas está asociada a las mujeres, no podemos olvidar que los hombres también se ven afectados por el cambio de imagen que provocan algunos tratamientos oncológicos, y más de lo que podemos imaginar. De hecho, existen prótesis de bigote y de barba hechas a base de pelo natural o sintético que, al igual que para el cuero cabelludo, requieren hidratar mucho la zona y protegerla del sol.

2º Los  pañuelos. 

Mucho más que un  bonito diseño.

Los pañuelos tienen la gran ventaja de no dar tanto calor en verano como una peluca, y es un elemento que debemos tener en cuenta ya que vivimos en un país con altas temperaturas durante varios meses al año. Se pueden “vestir” con flequillos, patillas o mechones de pelo en el cuello que realmente dan la sensación de tener el propio pelo. No son incompatibles con las pelucas y permiten cambiar de modelo según cómo nos vistamos cada día.

Si elegimos esta opción, mejor comprar pañuelos en sitios especializados también. Están diseñados para cubrir la cabeza entera y no siempre es el caso de los que se venden en las tiendas. Es importante comprar gorros o diademas interiores y bases de turbantes que nos permitan ajustar fácilmente cualquier tipo de tela. Protegen nuestro cuero cabelludo y nos dan calor. La cabeza es una extremidad más y podemos pasar frío. En lo que a tejidos se refiere, encontramos telas de algodón que no irritan la piel; de viscosa, transpirable y muy suave; y de poliéster, perfectos si la persona no es alérgica.

Lo que no debemos olvidar es hidratar nuestro cuero cabelludo, protegerlo del sol al igual que nuestro cuerpo y ser femeninas. No dudéis en utilizar accesorios también, lo importante es sentirse a gusto.

3º Sistema de enfriamiento.

Evitar la caída del pelo es posible.

Este sistema llamado Paxman e implantado por Oncobel en España consiste en el enfriamiento del cuero cabelludo, y se utiliza para impedir la caída del cabello en pacientes sometidos a tratamientos de quimioterapia. Consiste en enfriar el cuero cabelludo a un nivel superficial y cerrar los vasos sanguíneos que riegan el folículo piloso; así, los fármacos no pueden pasar al folículo y el pelo no se puede caer (tampoco cejas, bigote, etc.). Su coste depende de las sesiones, no de los ciclos, y oscila entre 800 €/4 sesiones, y 2.000 €/20 sesiones.

La única limitación que tiene el sistema Paxman es que se debe utilizar en cánceres sólidos; en caso de linfomas, no se puede tratar. Además, debido a que la medicación prescrita influye en el éxito, es importante saber que si en las dos primeras sesiones el método no funciona, el paciente no tiene que pagar el tratamiento.

4º Cuero cabelludo al  descubierto. 

Una opción cada vez más aceptada.

Esta es una elección de muchas mujeres, especialmente jóvenes. ¿Y por qué no? Lo importante es sentirse bien. Para eso, podemos utilizar accesorios como pendientes llamativos que harán que las miradas se fijen en nuestras orejas en lugar de en nuestra cabeza.

Eso sí, haga el tiempo que haga, es fundamental proteger el cuero cabelludo con protección solar todos los días del año, y también cubrirse la cabeza cuando se realicen actividades de larga duración al aire libre. Por supuesto, el cuero cabelludo siempre debe estar hidratado.

 

 

 

Reglas imprescindibles

Independientemente del tipo de sistema que cada persona elija, a la hora de proteger el cuero cabelludo es fundamental:

Hidratarlo: las cintas lo pueden dañar y esta zona se cura bastante mal.

Protegerlo del sol: es una zona muy frágil, que suele ser protegida por el pelo.       

Dejar respirar la piel: al menos 8 horas al día.

Estas pautas permitirán que, al crecer, nuestro pelo salga fuerte.

Nuestros servicios estándar

Algo más que cortes de pelo: conseguirá que se sienta bien en todos los sentidos. A parte del servicio habitual de peluquería de señora, caballero o niño, le brindamos también una amplísima gama de prestaciones anexas basadas en los mismos criterios de profesionalidad.

 

  • Lavar, cortar, peinar y secar
  • Teñidos
  • Moldeado y permanente
  • Mechas
  • Afeitado 
  • Extensiones
  • Perfilado de cejas

 

Otros servicios

  • Peinado y maquillaje de novias
  • Masajes capilares
  • Asesoramiento gratuito
  • Consejos
  • Maquillaje profesional para cualquier ocasión

¿Desea más información?

Consulte nuestra lista de precios o llámenos al teléfono .

Llámenos al teléfono 918508883

 

 

 

o utilice nuestro formulario de contacto.

 

Nuestra dirección

matices peluqueros
C/ madroños 6 local 5
28400 collado villalba

Noticias

Nueva presencia en Internet
Conozca las ofertas y servicios de nuestro salón, también a través de Internet.

 

Ver todas las noticias

Nos podras seguir en nuestra  pagina de todoboda.com  y                             la pagina de publiboda.com